Top

Tres empresas argentinas en la élite de la tecnología: por qué las eligió el MIT

MobeatsSin categorizar Tres empresas argentinas en la élite de la tecnología: por qué las eligió el MIT

Tres empresas argentinas en la élite de la tecnología: por qué las eligió el MIT

Están en la vanguardia global y ya no sólo prometen revolución: cada vez aparecen más cerca de conseguirla. Son fruto del ecosistema emprendedor tecnológico local, un segmento elogiado por la capacidad, talento y «cintura» de sus integrantes. Emergentes de un sector en crecimiento, el de los servicios basados en el conocimiento, que exportó USD 6.100 millones en los primeros 9 meses de 2018 y, a pesar de tener balanza positiva hace una década, pagará retenciones por vender servicios en el exterior.

Se trata de tres empresas locales que tienen la cabeza y buena parte de sus negocios seteados a escala global, y que fueron destacadas por estas horas por el prestigioso MIT, el Massachusetts Institute of Technology, de EEUU.

 Estos hombres y mujeres tienen una resiliencia destacable y ofrecen grandes posibilidades para el futuro (Johnson)

Son Onapsis, Technisys y VU Security, y quedaron seleccionadas para presentar los proyectos del Global Entrepreneurship Laboratory (G-Lab), en colaboración con la Escuela de Negocios MIT Sloan, fundadora de este programa internacional. Así, equipos de estudiantes de MBA de MIT Sloan «trabajarán en las sedes de estas empresas durante todo enero para ofrecerles conocimientos y análisis de alto impacto».

¿Por qué se eligió a estas compañías? Simon Johnson, ex economista jefe del FMI y cofundador de G-Lab, explica que «estos hombres y mujeres tienen una resiliencia destacable y ofrecen grandes posibilidades para el futuro. Para nuestros alumnos, es un privilegio –y un aprendizaje– poder ser de utilidad. Todos regresan a los Estados Unidos muy impresionados con la energía y la intensidad que tienen los CEO de estas empresas».

Cada una de ellas tiene una historia que merece ser contada, pero sobre todo tienen un gran futuro por delante. Lo enfrentan con innovación y foco en nuevos negocios. Aquí, un repaso por cada una de ellas.

Technisys, la «viejita» que se convirtió en world class

«Estamos comenzando a jugar el partido global… Sí, ahora vamos por el mundo», le diceMiguel «Mike» Santos (48) a Infobae.

Es el CEO y fundador de esta empresa que nació en la primera ola de Internet, hace más de 20 años. Adrián Iglesias (director de Operaciones) y Germán Pugliese Bassi (director de Marketing y Alianzas), quien vive en Estados Unidos, son los otros cofundadores. Se especializaron desde el minuto cero en tecnología para el mercado financiero y ahora «explotan» con las fintech, los bancos tradicionales ávidos por invertir para aggiornarse y la nueva banca 100% digital.

El año pasado saltaron de la región y ganaron proyectos en Canadá y Estados Unidos. Analistas como Gartner, Forrester, Celent y ResearchReportsinc los destacan como key players.

– ¿Por qué tardaron 20 años?

– Hicimos muchas cosas en 20 años y nos fue bien, pero esta parece ser nuestra ola. Hay un crecimiento acelerado de la industria que afecta a todos, pero mucho a los bancos. Además están las fintech, los challenger banks, o bancos 100% digitales, y otras compañías que se reconvirtieron y dan algún tipo de servicio financiero, como Mercado Libre. Nuestra tecnología es muy potente, va mano a mano con las world class. Por eso el proyecto es más agresivo que nunca.

 Hicimos muchas cosas en 20 años y nos fue bien, pero esta parece ser nuestra ola. Hay un crecimiento acelerado de la industria que afecta a todos, pero mucho a los bancos (Santos)

Technisys facturó USD 50 millones en 2018 y espera aumentar un 30% este año. «Pero podemos llegar a USD 500 millones en los próximos 5 años», calcula Santos. Argentina representa el 20% del revenue, tienen 500 empleados y sus inversores son Alta Ventures, Kaszek, Oria Capitals (Brasil) y Endeavor Catalyst (EEUU).

Suman 40 grandes clientes: 30 bancos tradicionales (Macro, Itaú, Patagonia, Bancor y Provincia, en el país), cinco digitales y cuatro fintech.

«Brightside es un banca 100% digital de capitales canadienses, propiedad del banco ATB. Hicieron una búsqueda global entre 50 proveedores tecnológicos, gestionada por PWC, y ganamos nosotros. Es un negocio que en cinco años nos va a dejar USD 20 millones. A ese nivel competimos hoy», dice Santos, nieto del arquitecto modernista Amancio Williams y bisnieto del compositor Alberto Williams, fundador del Conservatorio de Música de Buenos Aires.

El emprendedor estudió en el Colegio Nacional de San Isidro y luego en la UBA, Ciencias de la Computación. Está casado con Jessica y tiene dos hijos. Según el libro Los nuevos reyes argentinos (Paidós), «fue tenista profesional hasta los 19 y llegó a jugar algunos torneos, como los ATP de Buenos Aires e Itaparica. También es un fanático de la música y compone música electrónica».

VU Security, la seguridad primero

Sin dudas, VU Security es un buen ejemplo de lo que muchos emprendedores e inversores extranjeros –y el MIT, también– definen como la resiliencia argentina a la hora de crear unastartup.

Esta empresa de prevención de fraude y protección de la identidad nació en 2007 y su CEO, Sebastián Stranieri (38), es un techie autodidacta, hijo de un policía y una psicóloga social, que además practica el budismo desde hace 16 años y es judoca y piloto de Fórmula 3. «Ahora no corro. Sueño con tener una escudería. Mi plan sabático es poder seguir a la F1 a lo largo de todo un año», le dice a Infobae. Pero para eso falta: «Primero, VU», afirma.

Onapsis, con el foco en el exterior

Onapsis es la más joven de las tres empresas destacadas por el MIT. Nació en 2009, susfounders son Mariano Núñez Di Croce (CEO) y Víctor Montero (CIO), y en sólo un par de años había fijado su headquarter en Boston, en EEUU. Su foco es global, con el desafío extra de estar en un mercado que también está naciendo.

Es una empresa de ciberseguridad que principalmente se dedica a brindar soluciones sobre aplicaciones críticas de negocios, en especial plataformas SAP, algo en lo que fueron pioneros. «Fuimos los primeros en proveer una solución de ese tipo y somos los líderes en un mercado súper chico y emergente, pero estamos liderando ese crecimiento», detallaSebastián Bortnik, director de Investigación e Innovación de la empresa.

Hace pocos días anunciaron la compra de Virtual Forge, una empresa con 100 empleados y operaciones en Europa y Asia. «El objetivo es expandir el negocio que estaba más concentrado en EEUU y llevarlo a una escala global. Lo mismo con nuestro portfolio de soluciones. Somos unos 200 actualmente, entre Buenos Aires, Boston y Europa, así que es un crecimiento importante. Es un gran paso», detalla Bortnik.